Editorial                   Impresiones                 Pensar lo Nuevo                 Entrevistas                       Archivo Allsop                    Oráculo de los Reinos

ENTREVISTAS


 Información húmeda acercándose
a la orilla

Rubén
Escribano




Entrevista 
Monica Rubio

Rubén Escribano es un científico oceanógrafo, Director Alterno del Instituto Milenio de Oceanografía (IMO) y uno de los primeros científicos en alcanzar el fondo de la Fosa de Atacama a 8.000 metros de profundidad.

Abocado a la ecología del océano profundo frente a Chile, su trabajo se ha focalizado en ecosistemas de condiciones extremas: frío, falta de luz, escasa alimentación y una alta presión hidrostática.

Curiosamente -y en contra a lo que se podría pensar-, en ecosistema sin luz también está lleno de vida, y la fauna que vive ahí, ha evolucionado en variadas e interesantes soluciones para armonizar con la fría oscuridad del océano.  







Fondo marino de la Fosa de Atacama con presencia de vida. Cortesía de Rubén Escribano




Fondo marino de la Fosa de Atacama. Cortesía de Rubén Escribano





































1 - ¿Qué información
se expresa desde la falta de luz?



La naturaleza y la vida han encontrado respuestas para convivir armónica y exitosamente con la oscuridad de las profundidades del océano, donde la luz del sol no alcanza. En relación con esto, por ejemplo, muchos animales han desarrollado los sentidos del olfato, comunicación por vibraciones, modulación del sonido y también la bioluminiscencia, que es la capacidad de generar luces de distintos colores a través de reacciones químicas.

2 - ¿De qué manera esa información
es alcanzada por el cuerpo humano?



Para esto los científicos debemos realizar observaciones, exploraciones y experimentos. Y luego ingeniar métodos para descubrir cómo la vida resuelve los potenciales problemas que pueden causar la ausencia de luz.

Por ejemplo, en las mayores profundidades del océano frente a Chile, la oscuridad es absoluta. Los estudios recientes en la Fosa de Atacama con profundidades mayores a 6.000 metros nos revelan una abundante y alta diversidad de vida animal que se ha adaptado a un ambiente sin luz, frío y una presión que equivale a más de 600 veces la presión atmosférica que hay en la superficie del mar. La exploración de esta fosa marina representa una gran desafío tecnológico y logístico para poder resistir tales condiciones, los equipos y sumergibles están diseñados con una coraza de titanio, iluminación y control de oxígeno interno con una autonomía máxima de 20 horas. Es como viajar al espacio, per aún más extremo por el efecto de la alta presión.

Además, la comunicación con la superficie, a pesar de ser unos pocos kilómetros es muy limitada a través del agua, ya que las ondas de radio no funcionan y se hace una transmisión por sonido. Aún así en enero 2022 pudimos visitar el fondo de la Fosa de Atacama en un sumergible de 12 toneladas, con dos tripulantes y observar un mundo nuevo para la ciencia, lleno de vida muy especializada, desconocida hasta hoy, y que está frente a nuestras costas.  


3 - ¿De qué manera la imaginación
se entrelaza con su trabajo de investigación?



La sensación de visitar un nuevo mundo, que aparentemente pareciera ajeno a nuestra tierra, pero que simplemente ha estado escondido frente a nosotros. Cuando exploramos ambientes oscuros debemos trabajar nuestra imaginación, para así intuir que podemos descubrir y plantear hipótesis que luego tendremos que someter a prueba.

En este proceso, la experiencia y conocimiento previos nos ayuda a intuir y a generar ideas e hipótesis, pero la naturaleza siempre encuentra la forma de sorprendernos y asombrarnos.

Por ejemplo, la ausencia de luz limita la comunicación entre individuos, lo cual genera un problema para la reproducción, la protección, la alimentación. Uno se imagina que esto se podría resolver en la comunicación con sonidos, que parece ser eficiente, −por ejemplo, entre las aves en la selva−; pero hay soluciones aún más asombrosas, tal como un pez hembra que lleva de por vida adherido a su costado al macho pequeño, para así asegurar la reproducción sin tener que buscar a su pareja. Por otro lado, también podría imaginarse una comunicación con encendido y apagado de luces, pero luego nos damos cuenta que ésta asomborsamente surge de la asociación entre peces y bacterias que logran producir luces de distintos colores y patrones a través del cuerpo.


4 - ¿Qué es lo que más aprecias de la oscuridad?



Su quietud y equilibrio que permite magnificar el efecto del sonido. Por ejemplo, el canto de los animales y la apreciación de la música.

En el océano la oscuridad está asociada a un ambiente estable, sin perturbaciones, persistente en el tiempo e inmenso en el espacio. El sonido se amplifica, tal como el canto de las ballenas.



Estos mamíferos utilizan sonidos modificando su frecuencia (agudos o graves) y su amplitud (tonos y melodías), logrando así comunicarse en la oscuridad incluso a gran distancia, ya sea para aparearse, el cuidado parental, o la interacción social.

5 - ¿Cuál crees que es la diferencia de trabajar en un contexto oscuro a otro de plena luminosidad?



En oscuridad se requiere imaginación, intuición, y también la mente abierta a lo desconocido, lo impredecible, y al asombro. En un ambiente que siempre ha sido oscuro, la vida y los fenómenos que ahí ocurren pueden ser muy diferentes en comparación a un sistema que está expuesto a la luz. La ausencia de plantas, por ejemplo, ya marca una gran diferencia.

6 - ¿Qué información aparece solo en estos espacios oscuros?



Adaptaciones, conductas y curiosidades ausentes en presencia en luz. Desarrollo de otros sentidos diferentes a la visión, visión nocturna, presencia de bioluminiscencia, comunicación química y uso de los sonidos. Un fenómeno muy interesante, pero poco estudiado, es la comunicación química. El mar, es un medio líquido donde muchos animales liberan hormonas para comunicarse y encontrarse. Por ejemplo, hay pequeños crustáceos que hacen danzas muy sofisticadas a oscuras para el cortejo, y los movimientos son guiados por señales químicas y vibraciones. Todas estas conductas han evolucionado sin necesidad de la visión.

7 - ¿Cómo crees nos afecta la sobre-iluminación artificial?



La sobre-iluminación inhibe a los humanos la capacidad de intuición e imaginación. Mientras que, en el ambiente natural, causa estrés en la vida animal y perturba sus relaciones ecológicas: las interacciones entre presas y depredadores, el cortejo sexual, las migraciones, los ciclos diurnos-nocturnos de alimentación y reproducción. Un ejemplo de esto es el hecho que muchos animales en el mar descienden a mayor profundidad durante el día para alejarse de la luz y ascienden a la superficie solo durante la noche. Esta conducta depende del ciclo diurno-nocturno, y tiene relación con evadir a los depredadores durante el día y subir a alimentarse por la noche. El ciclo diurno-nocturno por tanto determina esta conducta, y su alteración tiene un impacto ecológico negativo.

8  - ¿Cómo contribuir a la custodia de lo oscuro?



Educando sobre la importancia ecológica de la ausencia de luz, tomando ejemplos de la naturaleza y comprendiendo por qué los humanos y otros animales duermen en ausencia de luz. El dormir en oscuridad significa refugio y tranquilidad para liberar exceso de energía, estrés y protegerse de otros animales. Es muy importante asimilar la idea que la vida, necesita preservar un período oscuro para la salud mental y física.




Instituciones
Colaboradoras

editorial@superreinos.com
@superreinos
nuestro esqueleto
Chile - 2023